Una propuesta de cómo meditar

Lo único que se necesita para meditar es a uno mismo. Así que, simplemente empieza.

Lo único que se necesita para meditar es a uno/a mismo/a. Sin embargo, a pesar de tenernos tan cerca, solemos estar lejos de nosotros mismos y nos cuesta encontrar el camino a casa.

La meditación requiere de práctica y constancia. También requiere de un maestro o maestra que nos guíe en el camino. Sin embargo podemos convertirnos en nuestros propios maestros a medida que vayamos des-cubriendo esos velos que nos ocultan la esencia que somos.

Pema Chodron es una monja budista contemporánea, discípula de Chogyam Trungpa Rinpoche. Reside en una abadía en Canadá y es autora de varios libros sobre meditación. Uno de ellos es ‘Cómo meditar y ser al mismo tiempo un buen amigo de tu mente’. Es un libro que nos pone frente a la situación de iniciar una práctica de meditación de una manera simple y didáctica.

Copio las primeras palabras de este texto como invitación a que comiences a meditar sin que tu mente te juegue en contra:

‘Para empezar a practicar la meditación se requieren muy pocas cosas. De hecho, lo único que necesitas es a ti mismo. A veces la gente piensa que tiene que apuntarse a un retiro o comprar un montón de artículos para poner en su habitación especial para la meditación. Sin embargo, puedes empezar en cualquier lugar y en cualquier momento del día. Simplemente empieza. Allí donde te encuentres. Puede que pienses que eres la persona más estresada de todo el planeta, puede que estés desesperadamente enamorado, puede que tengas seis hijos y un trabajo a tiempo completo, puede que estés atravesando una noche oscura o una depresión en tu vida… Estés donde estés, puedes empezar ahí. No necesitas cambiar nada para comenzar a practicar la meditación.’ 

Nada más leer esto y ya se terminan las dudas sobre si es posible meditar aún en medio de la ruidosa vida cotidiana de una ciudad.

Ya en el primer capítulo encontrarás técnicas de meditación. En los siguientes capítulos, Pema te propondrá que trabajes con tus pensamientos, con tus emociones, con los sentidos y finalmente con el corazón, nuestra casa.

Te dejo un enlace desde el que podrás leer o descargar este maestro literario de la meditación, un buen guía que te hará saborear esta práctica y tal vez te anime no solo a comenzar, sino también a buscar tu propio maestro.

Como dice Pema, simplemente empieza.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio